.

Esto que vas a leer en este blog son algunos "detalles" que tus profesores de historia no creyeron que fuera necesario contarte.

viernes, 17 de noviembre de 2017

Tierra empapada de sangre.. Andersonville



Resultado de imagen de Andersonville
 
Thomas Goodrich siguió con su mirada revisionista cuando comenzó a ver como un movimiento crecía llamando a la eliminación de estatuas y monumentos que de alguna manera simbolizaban la Confederación del Sur.

Había ido a las escrituras originales encontradas en las cartas y diarios de soldados, políticos y ciudadanos del Norte y del Sur inmediatamente después del final de la Guerra entre los Estados, en un esfuerzo por determinar cómo veía la población cada una y, en particular, lo que los blancos y los negros pensaban sobre la circunstancia de millones de negros liberados de repente.


Resultado de imagen de Andersonville


La mayoría de las estatuas confederadas se han mantenido desde principios del siglo XX, pero no ha cambiado ya que de repente los negros descubrieron inexplicablemente su autoestima. 

Los medios de comunicación liberales han saltado a la historia de su "sufrimiento" y han editorializado que es hora de borrar estos recordatorios. Los blancos que defienden la preservación de las estatuas revelan su naturaleza horrible..!racista!.

Para comprender la razón uno podría tratar de imaginar las condiciones en que vivían los sureños desde 1865 hasta 1877.

Resultado de imagen de Andersonville

Cualesquiera que fueran las ideas de los sureños sobre las causas de la guerra y el papel de Abraham Lincoln al iniciarla, la mayoría de los sureños sabía que cualquier esperanza de condiciones pacíficas de posguerra se desvaneció el 14 de abril de 1865, cuando John Wilkes Booth asesinó a Lincoln. Los periódicos del norte lo vieron de la misma manera. 

El Chicago Tribune escribió:

Los insensatos rebeldes han matado a su mejor amigo. El hombre que estaba entre ellos y la retribución, que solo tenía la voluntad y el poder para protegerlos del castigo que merece su crimen, es asesinado por ellos. 

El ex presidente de la Confederación, Jefferson Davis, al enterarse de la noticia de la muerte de Lincoln dijo: 

Es una noticia triste. Lo siento. Hemos perdido a nuestro mejor amigo en la corte del enemigo .


Resultado de imagen de Andersonville

Los periódicos del norte clamaban por el ahorcamiento de los líderes del sur incluso para el internacionalmente respetado Robert E. Lee. Probablemente hubiera sucedido si no hubiera sido por la intervención de un indignado US Grant que juró que renunciaría en lugar de ver a Lee herido. En una carta a su esposa, Grant escribió sobre los "sufrimientos ya soportados" por los sureños.

La estima por Grant detuvo los llantos por la sangre de Lee, pero la demanda de venganza contra la población civil del sur solo creció con cada día que pasaba. La infraestructura completa del Sur estaba en ruinas, incluido el servicio postal; Los sureños desconocían el "estado de ánimo asesino" que barría el norte como un incendio forestal.

Resultado de imagen de Andersonville

Pero el colapso de la moneda confederada y una infraestructura demolida obligaron al sureño común a sentarse y esperar la inevitable crueldad salvaje de un gobierno norteño hostil.

No tuvieron que esperar mucho.

Cuando los abolicionistas no estaban arengando al presidente Johnson para tomar medidas rápidas, los "hombres de Dios" del norte gritaban desde sus púlpitos por una retribución infernal:

Colgarlos en la línea de Mason y Dixon, que los traidores de ambas secciones pueden ser advertidos. Déjalos colgar hasta que los buitres se coman la carne podrida de sus huesos; déjalos colgar hasta que los cuervos construyan sus nidos inmundos en sus esqueletos; déjalos colgar hasta que la cuerda se pudra, y que sus huesos desmembrados caigan tan profundamente en la tierra que Dios Todopoderoso no pueda encontrarlos en el día de la Resurrección.




Imagen relacionada


Los hechos que rodearon a Andersonville fueron realmente horribles: se calcula que murieron trece mil soldados de la Unión en poco más de un año de operaciones. Murieron por desnutrición, enfermedad, negligencia y sí, en algunos casos, por asesinato. Sin embargo, nadie en el Norte quería escuchar los hechos. La infraestructura del sur y especialmente en Georgia debido a la política de tierra quemada del general Sherman estaba hecha trizas. Wirz, un médico, herido de gravedad para participar activamente en la batalla, descubrió que la marcha de Sherman hacia el mar cortó la prisión de los suministros necesarios de alimentos, ropa y medicinas para sus propios hombres reducidos a la mitad de raciones, así como para prisioneros.

Resultado de imagen de Andersonville

Lo que fue aún peor para Andersonville fue la decisión de Lincoln de detener el intercambio de prisioneros entre las fuerzas opositoras. Esta iniciativa estratégica se basó en el hecho de que el Norte, con una población más grande, podría reemplazar a los soldados cautivos mucho más fácilmente que el Sur. Como Goodrich escribe, "En teoría, la movida fue diseñada para asegurar la victoria y acortar la guerra. En la práctica, garantizaba la muerte lenta y agonizante de miles de "cautivos de la Unión".

Resultado de imagen de Andersonville

Resultado de imagen de Andersonville

Resultado de imagen de Andersonville

Los registros oficiales mantenidos por ambas partes mostraron que la tasa de mortalidad por diversas causas en los campamentos del sur era del 9 por ciento; en los campamentos del norte, fue del 13 por ciento. Y esto fue cierto a pesar de la abundancia de alimentos, la disponibilidad de ropa y la amplia oferta de medicamentos para tratar a los heridos del sur en los campamentos del norte.

Resultado de imagen de Andersonville

Después de que la guerra había terminado, los rumores del crimen del norte flotaban en el aire, y tanto el amo como el esclavo no tenían idea de lo que les esperaba. Si bien la mayoría de las tropas federales fueron reprimidas por sus comandantes, demasiadas personas pasaron por alto a la ciudadanía llevando a cabo ataques terroristas contra cualquier casa que no haya sido dañada por fusilamientos de metralla o balas de cañón. Muchos propietarios de esclavos creían que serían arrestados por violar una prohibición desconocida, y liberaron a sus esclavos a pesar de sus protestas. Los esclavos tenían pocas posesiones, no tenían trabajo para ganar salarios, y al igual que sus antiguos amos, no tenían dinero.

Y aunque muchos negros se fueron, las tropas federales se sorprendieron de que miles de negros se negaran a abandonar sus hogares ancestrales. Sin embargo, estos mismos negros se sorprendieron de que su deseo de permanecer con sus antiguos amos no tuviera ningún efecto atenuante sobre las tropas federales merodeadoras.


Resultado de imagen de Andersonville

Desde el comienzo de los tiempos, el ejército conquistador casi siempre ha ejercido su "derecho" a saquear y saquear a los conquistados: el botín de guerra. El ejército victorioso del norte no fue diferente. A medida que las diversas divisiones viajaban por el sur, una unidad seguía los pasos de otra, se observaba un patrón:

Los primeros escuadrones exigieron armas y whisky. Luego vinieron los bribones que cazaban plata y saquearon los guardarropas de las damas ... Luego vinieron los oficiales sonrientes, suaves y bien vestidos que lamentaban tanto. Y luego, fuera de la puerta, oficiales perversos comparten el saqueo.

Un hombre en Texas observó que los caminos del sur comenzaron a parecerse a los recorridos por las hordas saqueadoras de Mongolia.

sábado, 30 de septiembre de 2017

La Verdad pisoteada..




Culpar a Hitler es moralmente obsceno porque absuelve una gran cantidad de villanos que son los verdaderos arquitectos. Es despreciable, porque es esencialmente un intento de ganarse el favor con nuestros enemigos y mimar a los ignorantes.

Quizás la cosa más subversiva que uno puede hacer sobre Adolf Hitler es simplemente ignorar a aquellos que lo odian ciegamente, en lugar discutirlo racional y objetivamente, como cualquier otra figura histórica. Pero quizás también puedan descubrir que el peso de pensar que “Hitler” estaba equivocado sea nada en comparación con el peso de creer que Hitler tenía razón.



 

Uno no puede justificar cada acción llevada a cabo en una guerra, pero los Alemanes no cometieron crímenes que los Aliados no hayan igualado o superado. Los intentos de Hitler de llevar las poblaciones alemanas oprimidas al Reich fueron aplicaciones completamente legítimas al principio etnonacionalista.


Culpar a Hitler es tan solo otra forma de culparnos a nosotros mismos por nuestra vigente declinación. Desvía la atención de los verdaderos culpables, los traidores blancos y extranjeros. El odio motiva la acción y el reproche promueve pasividad. 



La Segunda Guerra Mundial fue, por supuesto, una catástrofe humana. Pero Adolf Hitler no fue el único ni el principal responsable de esa guerra. Se necesita un mundo para hacer una guerra mundial. 


Fue trágico que Polonia fuera gobernada por criminales que deseaban aferrarse a la ciudad alemana de Danzing. Pero Hitler empezó una guerra con Polonia. Fueron los británicos y franceses los que le declararon la guerra a Alemania, llevando a una conflagración mundial. El hecho de que no le declararan también la guerra a la USSR, que también invadió Polonia, muestra que su interés con la independencia Polaca no fue más que un pretexto.

Por Operación Barbarossa contra la Unión Soviética, hay evidencia creíble que los Sovieticos, buscando ganar ventaja por la guerra en el Oeste, se prepararon para lanzar una invasión masiva a toda Europa del Oeste en algún momento de 1941. Los soviéticos ya habían invadido Finlandia, Rumania y los países bálticos, como también Polonia, en 1939 y 1940. Tal ataque en el Oeste era, por supuesto, una consecuencia previsible de la guerra que aparentemente nunca entró en los cálculos de los británicos y franceses.



La culpa también debe ser marcada sobre la comunidad judía organizada que utiliza su control sobre los medios de entretenimiento y difusión, educación, y las profesiones, así como también una vasta riqueza, para corromper todos los aspectos de las políticas, negocios, y cultura norteamericana y desarrollar y promover el multiculturalismo, la inmigración en masa de no-blancos, mestizaje, integración racial, y una cultura venenosa de auto-odio en los blancos y truculencia no-blanca.

Culpar a Hitler también es políticamente ingenuo. Nuestra raza no se encamino a su destrucción cuando Hitler fue elegido Canciller de Alemania en 1933. El problema empezó mucho antes de eso, pero el verdadero punto de cambio empezó en 1880 con la inmigración de millones de judíos del Este de Europa a Estados Unidos. Un país que no era cultural y políticamente capaz de entender y contener la amenaza que ellos eran. Para el año 1917, la comunidad judía organizada – operando alrededor de Woodrow Wilson – tenía suficiente poder para meter a Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial como quid pro quo por el Tratado de Balfour del Imperio Británico, que marcó el camino para la fundación del Estado de Israel.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

La Creación de un Mito..por Germar Rudolf

Fuente original: inconvenienthistory.com



Josef Mengele – La Creación de un Mito
por Germar Rudolf
22 de Abril de 2017


Mengele es especial, ¡Qué orgulloso legado de un difamado médico de campo de concentración!.

Mengele era un ayudante del médico de guarnición de Auschwitz el doctor Eduard Wirths. Wirths, a su vez, fue celebrado por cientos de presidiarios de Auschwitz como un héroe, como el "Ángel de Auschwitz" que salvó las vidas de decenas de miles de ellos con sus desinteresados esfuerzos para mejorar la suerte de ellos y combatir las epidemias que realizaron una espantosa cosecha en Auschwitz.

Mengele fue el hombre mano derecha de Wirths en la batalla por salvar tantas vidas como fuera posible de aquellos a quienes las autoridades del Tercer Reichhabían deportado imprudente e irresponsablemente a Auschwitz.


Mengele no sólo era inocente de los crímenes de los que él es acusado. Junto con Eduard Wirths y los otros médicos en Auschwitz, sus incansables esfuerzos salvaron las vidas de decenas de miles de presidiarios.





IMAGEN: Un dibujo de un prisionero muestra al doctor Wirths, médico de guarnición en Auschwitz entre Septiembre de 1942 y principios de 1945, como un caballero con uniforme luchando contra la plaga de piojos, y por lo tanto contra el tifus.



A menos que usted sea un experto en el área, probablemente no tiene ninguna pista de quién es esta gente:


Fritz Klein, Heinz Thilo, Bruno Kitt, Erwin von Helmersen, Werner Rohde, Hellmuth Vetter, Horst Schumann, Carl Clauberg, Hans Wilhelm König, Franz Lucas, Alfred Trzebinski, Oskar Dienstbach, Siegfried Schwela, Franz von Bodmann, Kurt Uhlenbroock, Eduard Wirths, Hans Münch, Johann Paul Kremer, Horst Fischer y Friedrich Entress.

Todos los hombres enumerados arriba fueron en algún punto u otro médicos SS en el difamado campo de Auschwitz.


Omití un nombre en la lista, y por una buena razón: porque aquel nombre lo revelaría todo. Ese nombre es Josef Mengele.





¿Por qué es que todos reconocemos este único nombre, pero no tenemos idea de todos los otros? Y con "todos", no me refiero sólo a alguno de nosotros. Este "todos" también incluye a los sobrevivientes de Auschwitz. Si leemos o escuchamos los muchos testimonios de los miles de sobrevivientes de Auschwitz, pareciera que sólo hubo una mala persona en todo aquel enorme campo: Josef Mengele. Casi cada sobreviviente lo menciona a él como un malvado médico SS que enviaba a la gente a las cámaras de gas o la sometía a algunos experimentos crueles, insensatos y tortuosos. Tal como Auschwitz se ha convertido en el símbolo del "Holocausto" en general, del mismo modo Mengele simboliza el mal de Auschwitz. Ellos son sinónimos.


¿Por qué esto es así?.

La mayor parte de los individuos nombrados fueron detenidos en algún momento después de la guerra y o bien se suicidaron mientras estaban encarcelados o fueron condenados a extensas condenas de prisión o fueron condenados a muerte. Mengele escapó. Él nunca fue atrapado. Sin embargo, en 1985, años después de su muerte en 1979 en su exilio en Sudamérica, su antiguo paradero fue revelado, y sus restos fueron finalmente exhumados e identificados.


Resultado de imagen de Josef Mengele


Sin embargo, Mengele no fue el único médico de Auschwitz que logró escapar. Hans Wilhelm König fue aún mejor que Mengele. König desapareció sin dejar rastro. Pero nadie ha oído hablar alguna vez de ese nombre, ¿o lo ha escuchado usted?.


Podemos hacernos una idea de lo que está en la base del "Mito de Mengele" si escuchamos a uno de los más determinados cazadores de "nazis" del mundo, el israelí Efraim Zuroff. Mientras intentaba cazar a Josef Mengele durante los años '80, él tropezó con el hecho notable de que los sobrevivientes inmediatamente después de la guerra no describieron a Mengele como el mismo malvado criminal que fue descrito en los años 80 o incluso más tarde. Examinando cuidadosamente boletines de noticias publicados justo después de la guerra por y para "sobrevivientes", él se encontró con noticias falsas de que Mengele había sido detenido a principios de 1947. En aquella ocasión, los boletines de noticias para sobreviviente pedían a sus lectores que presentaran testimonios incriminatorios contra Mengele, y tales testimonios fueron entonces incluso publicados.


Resultado de imagen de Josef Mengele

Cuando evaluamos los supuestos crímenes de Mengele, tenemos que distinguir tres grupos diferentes:


1) La selección de presidiarios para las cámaras de gas.
2) Experimentos con gemelos.
3) Experimentos médicos arbitrarios.


Hablemos de esos tres grupos aquí brevemente, con referencia a lecturas adicionales para aquellos que quieran aprender más. Comencemos primero con el último, porque puede ser tratado bastante rápidamente.




Experimentos Médicos Arbitrarios


Existen numerosos testimonios de "testigos oculares" acerca de experimentos completamente insensatos y crueles supuestamente realizados por Mengele, como cambiar colores de ojos inyectándoles tinturas, trasplantar miembros y órganos a lugares arbitrarios en el cuerpo, y otras tonterías. Estudiando cientos de testimonios de "sobrevivientes", me he encontrado con una buena parte de estos insultos al intelecto, tan insultantes en realidad que no gastaré mi tiempo enumerándolos aquí. Busque y revise Internet, y usted tropezará con esas historias de horror de tipo Halloween por todas partes. A la gente evidentemente le gusta contemplar entrañas y sangre, de modo que los sobrevivientes, protegidos del escrutinio por su aura de santidad, satisfacen aquella necesidad.


De manera interesante, las presuntas víctimas de esos experimentos, siendo muy frecuentemente los mismos testigos los que cuentan esos cuentos, no presentan ningún signo en absoluto de esos crueles procedimientos. Y demás está decir que no existe la más mínima prueba de nada de ello: ningún documento, ninguna autopsia, ningún chequeo médico en sobrevivientes que lo demuestren. Nada. Todo es una sarta de mentiras, pura y simplemente.



Gemelos


Los supuestos crueles experimentos que se dice que Mengele realizó con gemelos deportados a Auschwitz eran tan letales que la mayor parte de los gemelos a los que él había hecho participar en su investigación no sólo sobrevivieron a la guerra sino que fueron incluso capaces de formar una asociación en 1984, en el momento más alto de la histeria de Mengele, destinada a hacer lobby para los intereses de ellos y de sus descendientes: Children of Auschwitz Nazi Deadly Lab Experiment Survivors (CANDLES). Lea y piense de nuevo en el nombre de dicha asociación: ¿Cómo pudieron unos mortales experimentos de laboratorio tener algún sobreviviente?.


De hecho, como el historiador italiano Carlo Mattogno ha mostrado en su informe acerca de la investigación de Mengele en gemelos [5], hay tres hechos que demuestran claramente que Mengele no cometió ningún crimen sobre aquellos gemelos:


a) Todos los documentos sobrevivientes muestran claramente que su investigación estuvo limitada a estudios antropológicos y conductuales, pero no incluyó ningún procedimiento quirúrgico u otro de tipo intrusivo.


b) Todos los gemelos involucrados en su investigación fueron reclutados en aquel programa durante meses continuos, con ninguno de ellos que haya muerto.


c) La mayor parte de aquellos involucrados —los gemelos así como los presidiarios ayudantes de Mengele— sobrevivieron a Auschwitz y a la guerra.



De manera separada, piense en esto: No se supone que los niños hayan conseguido pasar más allá de la rampa del ferrocarril del campo. Ya que ellos eran obviamente incapaces para el trabajo, la ortodoxia del "Holocausto"sostiene que ellos eran enviados a la cámara de gas en seguida, pero eso evidentemente no es lo que sucedió, no sólo con los niños gemelos de Mengele sino en general.


Para la lista larga de gemelos y niños en Auschwitz que sobrevivieron a dicho campo, vea el informe de Mattogno.

Selecciones para la Cámara de Gas


Esto me lleva al punto final: las selecciones en las rampas de ferrocarril cerca del campo de Auschwitz y (posteriormente) dentro del campo Auschwitz-Birkenau. No puede haber ninguna duda de que esas selecciones ocurrieron. Ellas sucedieron en Auschwitz, y también en otros campos alemanes del tiempo de la guerra. Ellas eran por lo general realizadas por médicos, y se puede decir con seguridad que a Mengele, como uno de los muchos médicos de Auschwitz, le ordenaron hacerlas también.


Pero ¿de qué se trataban dichas selecciones? Aquellos que estaban a cargo, Mengele entre ellos, ¿decidían quién podía vivir y quién debía morir en el gas?.


Responder a esta pregunta de manera exhaustiva requeriría el análisis de decenas de miles de documentos que sobrevivieron a la guerra. No voy a hacer eso aquí, principalmente porque no hay ninguna necesidad de inventar de nuevo la rueda. Otros han hecho eso ya, y remitiré al lector a ellos.


La cuestión se reduce a dos preguntas:


a) ¿Existe algún documento que indique que existieron cámaras de gas homicidas en Auschwitz?
b) ¿Qué revelan los documentos acerca del propósito de la selección hecha?




La narrativa ortodoxa..


Una de las lecciones más tristes de la Historia es ésta: Si hemos sido embaucados el suficiente tiempo, tendemos a rechazar cualquier prueba del embaucamiento. Ya no estamos interesados en la averiguación de la verdad. El embaucamiento nos ha capturado.

Carl Sagan.


Los textos revisionistas del "Holocausto" tratan con Historia. Ellos no usan términos calumniosos en ningún respecto, ni tampoco por lo general tienen que ver con hacer acusaciones generales contra ningún grupo particular, ellos están por lo general calificados en términos de ofrecer pruebas para apoyar sus afirmaciones.


La narrativa ortodoxa del "Holocausto" está en gran parte basada en evidencia anecdótica. Si aquella narrativa afirma estar respaldada por investigación académica, tiene que permitir, e incluso dar la bienvenida, a la evaluación crítica de las afirmaciones hechas. Los errores, las exageraciones y las mentiras de parte de testigos son el pan diario de cada historiador, y uno de los deberes de un estudioso activo en aquel campo es separar el trigo de la barcia.



Resultado de imagen de revisionismo


Aunque usar palabras potencialmente ofensivas para describir la carencia de exactitud y fiabilidad de un testigo debería ser evitado tanto como sea posible a fin de mantener una actitud desapegada, objetiva y académica, hay a veces casos clarísimos de mentiras donde debe ser permitido llamar a las cosas por su nombre sin ir en contra de la policía del pensamiento.


Porque enfrentémoslo: la gente realmente miente todo el tiempo. De hecho, aprender cómo mentir y cómo tratar con mentiras y mentirosos es una habilidad muy importante que los niños deben aprender a fin de tener éxito en las sociedades humanas. La investigación ha mostrado que mentimos todo el tiempo, en particular a nosotros mismos.

Resultado de imagen de revisionismo


De este modo, como un revisionista del "Holocausto", puedo preguntar justificadamente: ¿por qué deberían los judíos ser la única excepción a la regla, en particular cuando se trata de un tema donde tanto está en juego para ellos? A fin de cuentas, la prueba sólo está en las evidencias.




Volviendo al revisionismo del "Holocausto", está claro que su mensaje puede infundir odio en otros. La mayor parte de las personas desarrolla sentimientos poco amables contra el mensajero, pero también puede haber algunos que desarrollan sentimientos poco amables contra individuos o grupos que están difundiendo muy visiblemente la narrativa ortodoxa del "Holocausto", que se están beneficiando de ella, o que se oponen a su revisión por medios a veces completamente violentos, los judíos muy destacadamente entre ellos. Sólo en una minoría de casos, sin embargo, aquellos sentimientos poco amables escalarán hasta el odio.


El mensaje revisionista como tal, sin embargo, no contiene nada sobre actitudes hacia alguien. Es simplemente acerca de la revaloración de acontecimientos históricos a la luz de nuevas evidencias, pasadas por alto o reevaluadas. Por supuesto, hay escritos de revisionistas y de sus partidarios que tratan con actitudes hacia otros, pero ése es un asunto aparte, o al menos debería serlo.
De ahí que las aseveraciones fácticas, basadas en pruebas, sobre acontecimientos históricos nunca pueden cumplir el criterio del "discurso de odio". Sólo porque otros desarrollen sentimientos poco amables cuando aprenden sobre ellos no cambia este hecho. Si una declaración fáctica acerca de un acontecimiento desencadena emociones en gente no directamente involucrada en el acontecimiento, la razón de eso por lo general puede ser encontrada en el modo en que ellos han sido condicionados como individuos.

jueves, 24 de agosto de 2017

Violadas de 9 a 80 años



El pasado mes de abril se publicó en Polonia un libro de Kaliński Dariusz titulado “Czerwona zaraza” La plaga roja, que relata los crímenes de guerra perpetrados en ese país por los soldados soviéticos que en teoría llegaban para liberarlo. Kaliński denuncia que los soviéticos asesinaron a decenas de miles de polacos, y también habla de las violaciones masivas de mujeres polacas.

En Olsztyn fueron violadas todas las polacas de 9 a 80 años

En Poznan llegó a haber casos de soldados soviéticos que pedían la ayuda de mujeres jóvenes polacas para asistir a los heridos, para finalmente violarlas. En una carta enviada por una polaca desde Gdansk, el 17 de abril de 1945, la autora comenta que era una de tantas personas de nacionalidad polaca que, aguardaba con esperanza la llegada del Ejército Rojo, pero empezó a asustarse al escuchar que muchas mujeres había sido violadas hasta quince veces. Esta polaca fue violada siete veces por los soviéticos esa misma noche, en presencia de su padre. Más terrible, en términos cuantitativos, es lo que Ostrowska y Zaremba señalan que ocurrió en Olsztyn: no se salvó de ser violada ninguna mujer polaca entre los 9 y los 80 años. En algunos casos fueron violadas la abuela, la madre y la hija de la misma familia, y a menudo las violaciones se cometieron en grupo, con una docena o más de soldados turnándose para abusar de las víctimas.


Un ejemplo de ello es el perturbador testimonio de Zygmunta Goworka, un soldado de las Narodowe Siły Zbrojne (Fuerzas Armadas Nacionales), un grupo de la resistencia polaca que combatió a los nazis y a los soviéticos que se habían repartido Polonia en 1939. Copio aquí la traducción de ese testimonio que ha publicado Paweł Łukasz Kolecki, miembro de la asociación Poland First to Fight, en su perfil de Facebook:


“Por la tarde llegamos al pueblo de Gołąb, cerca de Radom. Lo que pasó allí fue impensable. Cuando entramos en la primera casa se nos pusieron los pelos de punta. En el suelo yacía una niña de 8 años con la ropa arrancada y claramente violada en grupo, como lo solían hacer los héroes del Ejército Rojo. Las piernas las tenía medio arrancadas de su sitio. En la cama se encontraba un hombre mayor clavado a la cama con unas bayonetas, y de la esquina de en frente se fijaba en todo eso una mujer atemorizada de unos 30-35 años (…)
Salí fuera de la casa porque me empezaron a entrar náuseas del olor de la sangre y de lo que vi dentro. En una esquina de la casa vi a un hombre clavado en la valla, el marido de la mujer, aún estaba vivo. Al lado se encontraba una mujer mayor con la cabeza destrozada.“


Joanna Ostrowska y Marcin Zaremba han señalado, en relación a este tema, que los comandantes soviéticos consintieron estos comportamientos en “todos los niveles, incluidos los más altos”.Ambos autores añaden: “La venganza contra el enemigo fue sin duda uno de los motivos de la violación. Sin embargo, esto no explica la violación de mujeres prisioneras de los campos de concentración y de los campos de trabajos forzados“. Gran parte de las violaciones masivas soviéticas contra mujeres polacas tuvo lugar durante la ofensiva de invierno de 1944-1945 en Cracovia, Poznan, Chestokova, Biala y Radomsko. Juan E. Pflüger señala que en Cracovia “los cálculos de los propios delegados soviéticos designados por Stalin establecieron que el 10% de las mujeres mayores de 13 años habían sido violadas por soldados del Ejército Rojo“. Esos mismos delegados enviaron una carta a Stalin pidiendo medidas disciplinarias contra los autores de los crímenes, pero Moscú no contestó.



Las violaciones de mujeres polacas a manos de los soviéticos ni siquiera acabaron con el fin de la guerra. En junio de 1945, en la estación de ferrocarril de Bydgoszcz, un soldado soviético intentó violar a una joven de 20 años. Al resistirse ella, el soldado la apuñaló con su bayoneta, delante de su madre. También hubo casos incursiones de soldados soviéticos para violar a mujeres polacas, como lo ocurrido en Dębska Kuźnia a finales de junio de 1945, con 268 polacas violadas. Una habitante de Katowice, que volvía a su casa en junio de 1945, testificó que cuando el tren se detuvo en la estación, al anochecer, “soldados rusos empezaron a perseguir a mujeres. Fui capturada por tres soldados, que me violaron”. En Silesia ninguna mujer podía sentirse segura en ningún lugar y en ningún momento: los soldados soviéticos cometieron violaciones “en cunetas, campos y bosques, robando y golpeando y matando a veces”, señalan Ostrowska y Zaremba. El 25 de junio de 1945, en la provincia de Cracovia, la Policía informó de que dos soldados soviéticos con armas automáticas asesinaron a tiros a un padre de familia polaco y a su hija de 3 años, y violaron a su esposa. Esa misma noche, también en Cracovia y tras asaltar un apartamento, otros dos soldados soviéticos violaron a una niña de 4 años. Además, hubo una ola de secuestros y violaciones de niñas polacas por soldados soviéticos, la mayoría en la primavera y el verano de 1945, pero también a lo largo de 1946 y hasta 1947, señalan Ostrowska y Zaremba.

Más de 100.000 violaciones que provocaron una pandemia de ETS en Polonia

Las estimaciones del gobierno de Polonia señalan que más de 100.000 mujeres y niñas polacas fueron violadas por el Ejército Rojo. Algunas de ellas fueron usadas como esclavas sexuales por comandantes soviéticos, otras fueron obligadas a prostituirse para satisfacer a las tropas soviéticas. Además, esta ola de abusos sexuales provocó una pandemia de enfermedades de transmisión sexual, que llegó a afectar al 10% de la población polaca. En la zona de Mansuria hasta el 50% de las mujeres polacas llegaron a estar infectadas. En Tuchola, una localidad del condado de Pomerania que tiene actualmente unos 13.000 habitantes, en 1945 llegó a haber 1.700 infectadas por culpa de las violaciones de soldados soviéticos. Además, también violaron -y después asesinaron- a monjas polacas; alguna fue violada hasta 50 veces.

Fuente: outono.net

jueves, 3 de agosto de 2017

La masacre de Postoloprty


Resultado de imagen de la masacre de Postoloprty

Tras 64 años la Policía checa descubrió a los autores de una de las mayores masacres de alemanes expulsados de Checoslovaquia después de la Segunda Guerra Mundial. La matanza con un saldo de centenares de civiles muertos se produjo en Postoloprty, Bohemia Noroccidental.

Resultado de imagen de la masacre de Postoloprty


Entre 800 y 1.000 alemanes estuvieron concentrados en el cuartel del Ejército checoslovaco en Postoloprty a principios de junio de 1945, esperando su traslado forzoso a Alemania. De ellos fueron fusilados 763 sin juicio, incluidos cinco chicos menores de 15 años.

Resultado de imagen de la masacre de Postoloprty

La orden para la ejecución de los menores fue emitida por el capitán Vojtěch Černý. En los asesinatos participó también el jefe de la Policía de Postoloprty, Bohuslav Marek. Ninguno de los dos será condenado, ambos ya fallecieron. El historiador Prokop Tomek señala que el caso fue investigado por una comisión parlamentaria en 1947, pero no había voluntad política ni legal de penalizar a los autores de la matanza.

Resultado de imagen de la masacre de Postoloprty

Los cuerpos fueron exhumados, pero más bien se trató de barrer el asunto de la palestra porque fueron trasladados a crematorios y quemados. Hoy no sabemos exactamente quién en concreto murió allí. No conocemos los nombres de las víctimas. Existía la Ley 115 del año 1946 que justificaba los hechos cometidos como venganza por los crímenes del nazismo, explicó Tomek.


La Policía checa volvió a la investigación en 2006. La clave para encontrar a los culpables fueron testimonios de los que habían sobrevivido la masacre. Según los testigos, los chicos intentaron huir o recoger frutas en una huerta. Fueron capturados, golpeados brutalmente y ejecutados.

Según el director de la Oficina Sudetoalemana de Praga, Peter Barton, hablar de los capítulos oscuros de la historia común contribuye al mejoramiento de las relaciones entre los checos y los sudetoalemanes.

Resultado de imagen de la masacre de Postoloprty

En la práctica diaria de nuestra oficina se nota un mejoramiento de las relaciones mutuas. Vienen personas desconocidas y dicen que han encontrado fotografías viejas en el desván de su casa de campo en los Montes Metálicos/Krušné hory y que les gustaría devolverlas a los familiares de los que habían vivido allí antes. Le gente pierde el miedo a la palabra sudetoalemán, lo que me alegra.

Resultado de imagen de la masacre de Postoloprty

Se estima que unos diez mil alemanes fueron víctimas de excesos durante la expulsión organizada de Checoslovaquia al cabo de la Segunda Guerra Mundial. El policía Pavel Karas, que encabezó la investigación de la masacre de Postoloprty, confesó que no presentaría una acusación por asesinato, sino que por genocidio. Sin embargo, el Código Penal de entonces no conocía este término.

domingo, 11 de junio de 2017

Crímenes de Guerra Usados como Arma


Según los medios de comunicación Sadam Hussein era un "criminal de guerra". Parecería no haber ningún hecho concreto que apoye aquella declaración. Sin embargo, no ha habido ninguna sugerencia de que las masacres realizadas por las fuerzas estadounidenses debieran ser descritas como "crímenes de guerra". 

Parecería que hay una peculiar selectividad sobre los acontecimientos que son y no son descritos como "crímenes de guerra". Los ataques selectivos contra hospitales, en Diciembre de 1961, por fuerzas de Naciones Unidas durante su ataque contra Katanga, una región africana del Congo con valiosos depósitos minerales nunca fueron descritos de esa manera. De manera similar, en la guerra civil en Sudán hubo masacres a gran escala de cristianos en el Sur. Nuevamente, la sugerencia de que esos hechos pudieran ser "crímenes de guerra" no ha sido planteada.


Y a pesar de todo, el imaginario "Holocausto" es descrito así. Alemania, la víctima de aquel fraude, incluso ha aprobado una ley que convierte en delito presentar pruebas de que eso fue en efecto un caso de obtener dinero bajo falsos pretextos. El gobierno británico ha hecho aprobar a la fuerza una Ley de Crímenes de Guerra después de que había sido rechazada por la Cámara de los Lords como contraria a los principios fundamentales de la ley inglesa para promover la persecución de hombres ancianos de los que se afirma que cometieron tales delitos, mientras el ministro de Educación ha hecho de la enseñanza de la mitología del "Holocausto" algo obligatorio en las escuelas, después de que la evidencia de que aquello nunca ocurrió se hizo concluyente. Y ahora tenemos la acusación de que algunos invasores argentinos que murieron luchando en la guerra de las islas Malvinas fueron víctimas de "crímenes de guerra". El motivo para aquella invasión británica parecería haber sido que debía asumirse el control de las islas Malvinas en preparación para que llegaran a hacerse parte de la Región Sudamericana del pretendido Mundo Único.


¿Podría ser que la frase "criminal de guerra" sea realmente un término usado para la gente a la cual los banqueros desean denigrar y, tal como el término "anti-semitismo", no sea usado con su significado aparente? La creación y difusión de falsos rumores es una reconocida arma de guerra, e informes recientemente liberados por la Oficina de Archivos Públicos dan detalles de una variedad de rumores lanzados por la Inteligencia británica durante la Segunda Guerra Mundial. Otro ejemplo ha sido la desinformación difundida por el servicio de Inteligencia israelí, el Mossad, que tuvo como consecuencia el bombardeo de Libia por parte de Estados Unidos, Libia, que es otro Estado independiente que produce petróleo. 

Los reportes de Inteligencia desde Auschwitz del tiempo de la guerra incluían una mención de rumores que se difundieron por todo ese campo pero ninguna mención de cámaras de gas o asesinatos masivos, pero después de la guerra nos enteramos de que el que el Zyklon B que había sido usado en cámaras de despiojamiento "fue usado para cámaras de gas", era uno de tales rumores.